A seguir entrenando

Ya regresé!!! Les cuento que han sido muchos kilómetros, algo que jamás había hecho.

He experimentado todo tipo de emociones, desde euforia, coraje, felicidad y mucho enojo. Los pensamientos negativos siguen haciendo que no disfrute al 100% la experiencia de correr cada vez más. Aún me da pánico saber que la siguiente semana se suman más kilómetros.

En el libro en el que estamos basando nuestro entrenamiento llegué a la parte en la que te da algunos tips para quitar esos pensamientos negativos y aprender a enfocarte en tu meta cada vez que sientas que ya no puedes más, así que este domingo que correremos nuestros primeros 16k empezaré a aplicar algunas de las técnicas que leí y les contaré como me fue.

Mi cuerpo cada semana se siente más fuerte y con mayor resistencia. Hay días que siento el cuerpo lento y pesado, pero mi respiración ha mejorado mucho y eso ayuda a que mi cuerpo resista un poco más. El inhalador ya no tiene que estar a mi lado, ya se puede quedar en casa, eso es un gran avance.

He pensado en aumentar la velocidad, pero el objetivo principal es correr mayor distancia sin importar el tiempo que tardes, así que dejaré de lado esa meta de correr más rápido, primero tengo que lograr correr distancias largas sin enojarme de que es mucho.

También ya experimenté el correr estando enferma… “¡es la peor sensación del universo!”. La falta de aire y debilidad son terribles, pero ya me demostré que aun así puedo seguir corriendo.

Todavía tenemos un largo camino por delante y mucho por entrenar. Hemos bajado la intensidad de nuestro entrenamiento físico por la enfermedad, pero ya estamos nuevamente al 100% así que habrá que retomar el entrenamiento completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

6 − 4 =