Rompiendo barreras

¿Has sentido esa mezcla de sentimientos donde no sabes si reír o llorar?

Experimenté esa sensación este fin de semana, por primera vez desde que empezamos a entrenar para el maratón sentí que estaba progresando, que todo el esfuerzo y trabajo que he hecho está rindiendo fruto.

Sigo sin creer que corrí 16k, casi 2 horas de movimiento continuo. La experiencia fue sensacional, decidimos cambiar el panorama y correr en la carretera. Esta vez no tuve tiempo para pensar en detenerme, en el cansancio o dolor muscular, eran tantas cosas que rondaban por mi cabeza al mismo tiempo que irónicamente nunca perdí de vista el objetivo principal, seguir en movimiento.

Esta carrera inició un nuevo ciclo de entrenamiento, es un poco más exigente y dura, los kilómetros siguen sumando y cada vez está más cerca el objetivo.

Me siento completamente motivada, rompí una barrera mental muy grande que tenía. Me he demostrado que soy fuerte y que puedo lograrlo.

Ya les contaré que tal me va en esta semana, ya no hay espacio para los pensamientos negativos, ahora solo debo pensar en ir más allá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

eleven − eight =