Semana 5 de 16

Entrenamiento de D.

Mis piernas aguantan cada vez más, o al menos eso parece. Esta semana, la carrera larga del domingo me ha hecho cruzar una barrera mental que nunca me había dispuesto a eliminar. Además fue interesante correr en carretera en lugar de un circuito cerrado.

Correr más de 15 kilómetros no era algo que me planteara hacer pronto (hasta que nació la idea de correr un maratón), por lo que yo lo veía como un objetivo algo distante. Ahora, después de haber corrido 16 km el domingo pasado, puedo decir que ha sido una hazaña bastante reconfortante. Al terminar, no me sentía tan cansado pero sí tenía cierto temor por mis pantorrillas o mis muslos, pues anteriormente (corriendo sin preparación alguna) al terminar una carrera larga, mis músculos quedaban exhaustos y me provocaban dolor (seguramente ácido láctico) por casi una semana.
Pero en esta ocasión, que hemos estado corriendo constantemente, me siento físicamente muy bien sin dolor o fatiga irracional.

Todavía falta mucho entrenamiento y preparación para correr el maratón, pero ésta semana los días quedaron así:

Semana 5
Martes: 5 km (5.14 km / 33:07)
Miércoles: 8 km (8.10 km / 50:58) en jueves
Viernes: 5 km (5.00 km / 31:02)
Domingo: 16 km (16.03 km / 1:51:49)

En algún momento hace varios años, pensé en que me gustaría correr un Medio Maratón (21 km) por lo menos una vez en la vida. Ahora que me estoy preparando para correr el maratón completo (42 km), la idea de correr 21 km muchas más veces ni siquiera me parece tan descabellada; pues el mismo entrenamiento me lo exige.

Creo que la siguiente meta después de correr el maratón ya no será simplemente completarlo, sino hacerlo constantemente durante los siguientes años que mi mente, cuerpo y salud me lo permitan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

10 + thirteen =