Superando las barreras mentales

Este domingo superamos la barrera de los 30k. Fue el último entrenamiento de distancia larga antes del maratón.

Decidimos correr 31k una noche antes de hacerlo, a pesar de que en el programa solo teníamos que correr 29k.

Tomamos esa decisión por que pensamos que mentalmente nos ayudaría para el día del maratón. Saber que podemos correr más de 30k, haber sentido los cambios que tiene el cuerpo después de tanto tiempo y ver que sí podemos hacerlo ayudó a calmar mi mente.

Estamos a 2 domingos de correr nuestros primeros 42.2k, todos los días leo los múltiples artículos que veo en internet sobre consejos para correr ese día.

Ya me siento físicamente fuerte y preparada, lo interesante será ver cómo libraré la batalla con mi mente cuando me sienta demasiado agotada.

Estuve practicando una forma de entretener mi mente distrayendo mi atención cuando me empezaba a sentir con dolor y realmente me funcionó. Por fin empiezo a disfrutar lo que estoy haciendo, ya estoy en ese momento del entrenamiento en el que decides gozarlo y dejar de preocuparte.

Ésta vez sí me tomé el tiempo de ver el paisaje, asombrarme de las maravillas que me rodeaban durante el trayecto y de recordarme que he entrenado mucho para lograr llegar a este punto. Es una gran satisfacción saber que el sacrificio, esfuerzo y constancia han servido.

Ya espero que llegue ese día, sólo de imaginar el momento de cruzar la meta se me revuelve el estómago de la emoción.

Tengo dos opciones para ese día: Disfrutarlo o sufrirlo… Así que lo voy a disfrutar!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

eleven + three =